PROTEGE TU PIEL DEL SOL

 En Sin categorizar

Después de todos estos días grises y lluviosos que hemos pasado, el sol se vuelve a asomar poco a poco. Y, sí, ¡también falta menos para el verano! 

Seguro que ya estás pensando en aprovechar estos días para relajarte bajo el sol y prepararte para el veranito, pero… ¡cuidado con las exposiciones frecuentes y prolongadas!

Estar expuesto a los rayos solares sin protección puede ser responsable de muchos problemas de piel, como acelerar el envejecimiento del rostro, ya que ataca al colágeno y la elastina haciendo que la piel se reseque más. Además, reduce la elasticidad de la piel, aumentando la aparición de las arrugas. La crema solar es uno de los productos preferidos de los dermatólogos, por eso es un must añadirla a tu rutina diaria. 

Todos sabemos que el protector solar es nuestro mejor aliado para proteger la piel de los daños ultravioleta pero muchas personas desconocen la importancia de aplicarse protección en el rostro a diario. Admítelo, solo te acuerdas de aplicarte protector solar cuando vas a la playa o a la piscina. Pero, ¿Por qué es necesario el uso diario de este?

Te lo explicamos:

La piel de la cara está casi continuamente expuesta al sol y a los rayos UV de forma directa,  el grosor de la piel en esta zona del cuerpo es más fina, lo que contribuye a hacerla más frágil y vulnerable a la radiación solar. Aplicarse crema solar no solo evitará la aparición de manchas y arrugas sino también el desarrollo de afecciones más graves como el cáncer de piel. 

Por este motivo, te hablaremos de datos que quizás no sepas sobre los protectores solares:

En la montaña el efecto dañino de la radiación solar es mayor que en la playa.

Cuando estés en la montaña no te dejes influenciar por la sensación térmica, y tómate muy en serio la protección de la piel. Por mucho que esté nublado, las nubes sí dejan pasar las radiaciones ultravioletas. Esto se debe a que en la montaña la protección de la atmósfera es menor que en la playa. Así que la próxima que vayas de excursión, no te olvides de la crema solar en casa. 

Las cantidades son importantes. 

Uno de los mayores errores es ponerse poca cantidad de protector solar. Para evitarlo sigue esta sencilla regla: 

Aplica la cantidad equivalente a un dedo para la zona de la cara, y dos dedos para el resto de del cuerpo.

¿Cómo incorporo SPF en mi rutina?

 El protector solar es el último paso de la rutina de cuidado de la piel, justo después de la crema hidratante y antes del maquillaje. ¡Súper importante! No te olvides de aplicar también crema solar por todo tu cuello y en los párpados, sí has leído bien, en los párpados. La piel del párpado es delgada y puede quemarse con facilidad. 

No olvides de retirar los restos de crema solar del rostro. 

El protector solar es igual de importante aplicarlo como retirarlo. No te vayas nunca a dormir con los filtros solares sobre la piel. ¿Te has preguntado por qué tienes granitos en verano?  Esta es una de las razones. Es un producto que hay que eliminar porque, aunque es obligatorio porque protege de la radiación solar, ensucia y mucho la piel. Incluso aunque nos hayamos bañado en el mar o en la piscina, el protector solar no desaparece por completo y hace que salgan granitos.

Ahora sí puedes disfrutar de los rayos del sol como se debe. ¡Échale un ojo a nuestros solares faciales y consigue tener un cutis saludable por muchos años más!

Recommended Posts
0