¡FELIZ AÑO NUEVO CHINO! · 新年快乐!

 En Sin categorizar

Como bien sabéis, en China se celebra el año nuevo de una manera distinta y cada año empieza un día diferente. Y… ¿por qué? Fácil. El año nuevo se celebra en la segunda Luna Nueva después del solsticio de invierno.

Cada cultura es un mundo, todas tienen sus toques únicos, sus propias costumbres y sus propios hábitos, que pueden ser más o menos parecidos a los de otras culturas. Sin embargo, hoy os venimos a hablar de algunos truquitos para el cuidado de la piel que suelen usar en China.

Por mucho que nos guste tomar el sol y estar morenitxs, esto daña la piel y genera arrugas prematuras. Por eso, en China evitan exponer la piel al sol. Y sí, es por eso también vemos turistas asiáticos con paraguas paseando durante el verano.

Otro de los trucos que se sigue tanto en China como en Japón y más países (aunque quizás os suene más como algo que se hace mucho en la cosmética coreana), es usar mascarillas faciales y mantener la piel hidratada. La hidratación diaria de la piel es LA clave para prevenir arrugas y evitar la sequedad (sobre todo en invierno, como os explicamos hace unas semanas en otra entrada del blog, os lo dejamos por aquí).

Una de las cosas que más nos gusta de la cultura china es que se mantienen fieles a la medicina herbolaria y tés. Beber distintos tipos de tés para mantenerse saludables e incrementar su inmunidad es parte de su día a día. Uno de los tés más populares es el té verde ya que contiene propiedades antioxidantes y estimula el metabolismo.

Otro aspecto clave es la alimentación, que influye muchísimo en nuestra piel. De hecho, en China se consume muy poca carne y ya ni hablar sobre lácteos. Priorizan la fruta y verdura y, aunque parezca muy típico le dan mucha importancia a mantener el cuerpo activo.

De hecho, ya no solo se trata de hacer ejercicio de forma desmesurada. En su cultura es muy habitual salir a pasear justo después de comer, para mantener una buena digestión. Esto suele ser suficiente para controlar el buen funcionamiento motriz, aprovechando los beneficios de las actividades de intensidad baja para relajar cuerpo y mente.

Y ya ni hablar de los masajes en China. Parece que es un arte popularizado, no como un lujo sino como algo primario y necesario para el bienestar común. Masajear el cuerpo, beneficia el flujo sanguíneo y repercute en una dermis tersa. En la cultura oriental, los SPAs y las aguas termales están a disposición de todos.

Todos estos tips, son infinitamente más eficaces si se empieza joven. A pesar de que en nuestra cultura occidental no es típico enseñar rutinas como estas desde pequeños, nunca es tarde para empezar… o para cambiar el ritmo y guiar a futuras generaciones 😉

Recent Posts
0